Aumenta el índice de confianza empresarial en Ecuador

El índice que mide el nivel de positivismo creció 7,5 puntos. Los sectores de industria, comercio y servicios evolucionaron de manera positiva.

El Índice de Confianza Empresarial (ICE), calculado por el Banco Central del Ecuador, aumentó en 7,5 puntos en febrero del 2019. Se avizora crecimiento a largo plazo.

Esto, debido a que los empresarios evidenciaron un paulatino crecimiento económico en los sectores de la industria, comercio y servicios. Ese escenario se refleja, por ejemplo, en el aumento de la ocupación laboral en los campos de la industria y en el ámbito comercial.

En el primero, la presencia laboral aumentó en un 0,1% con respecto a enero. Ese porcentaje, según el ICE del Banco Central, se mantendrá este año. La misma tendencia se vislumbra para este año en el sector de la producción dedicado a la dotación de servicios y en el área comercial.

Los empresarios aseguran que ese mínimo aumento obedece, en parte, a las leyes que aprobó el Gobierno para promover el desarrollo desde el sector privado. Patricio Alarcón, presidente de la Cámara de Comercio de Quito, dijo que la visión que tiene el presidente Lenín Moreno de abrir el aparato productivo desde el sector privado es acertada.

Sin embargo, para que los niveles de confianza empresarial aumenten -sostuvo- es necesario focalizar los subsidios y bajar impuestos para que la recaudación tributaria aumente y el Estado ecuatoriano facilite los negocios. Mientras se complazcan esas condiciones habrá un alto nivel de confianza de los empresarios.

Así lo prevé Marcelo Varela, analista económico y catedrático del Instituto de Altos Estudios Nacionales (IAEN). Él cree que ese índice aumentó por el acuerdo entre el Gobierno y el Fondo Monetario Internacional (FMI).

Allí se establecieron, entre otras condiciones, que Ecuador realice cambios laborales (reformas) para impulsar la generación de más puestos de trabajo y la competitividad. Pablo Zambrano, presidente ejecutivo de la Cámara de Industrias y Producción (CIP), coincide en que los acuerdos entre Ecuador y los organismos multilaterales como el FMI fueron clave para el incremento del nivel de confianza empresarial.

El dirigente considera que el actual escenario del país es idóneo para el sector que representa.   “El FMI y los organismos multilaterales son socios estratégicos. Ellos brindan asesoría técnica y financiamiento, lo que permite que se concrete el plan económico del país”, afirmó.

Alarcón y Zambrano esperan también que las condiciones de los sectores productivos mejore cuando entre en marcha la nueva ley de Fomento Productivo, que anunció días atrás el Ejecutivo. “Es una gran oportunidad para reformas laborales”, subrayó Alarcón.

No obstante, el analista económico y catedrático universitario, Oswaldo Landázuri, cree que si el Gobierno recoge todas las recomendaciones de los empresarios, motivará, en adelante, a que haya más desempleo y deterioro del tamaño de las ventas. “Avizoro un escenario difícil para el país. El sector empresarial si bien tendrá mayores certezas, también tendrán menos tasas de empleo”, dijo el analista económico.

Saldos rojos en la construcción El Índice de Confianza Empresarial (ICE) del sector de la construcción disminuyó de manera considerable. Hay menos generación de empleo y las empresas proyectan un peor escenario en los siguientes meses (ver infografía).

Silverio Durán, presidente de la Cámara de la Construcción, indicó que entre las razones están la no existencia de demanda inmobiliaria y la reducción de la obra pública por parte del Gobierno Nacional. (I)  El Telégrafo

SUS COMENTARIOS SON IMPORTANTES

comentarios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *