Caso Sobornos: los jueces entran a deliberar una sentencia

El tribunal de la Corte Nacional de Justicia, integrado por el ponente Iván León y los jueces Marco Rodríguez e Iván Saquicela entraron a deliberar una sentencia en el caso Sobornos 2012-2016 tras concluir, la madrugada de este viernes 6 de marzo, durante el día 13 de juzgamiento de 20 procesados.

En una maratónica jornada de casi 17 horas, iniciada pasadas las 08:30 del jueves 5 de marzo y concluida a la 01:20 de este viernes 6 de marzo de 2020, los jueces escucharon los alegatos de cierre expuestos por la Fiscalía, la Procuraduría y los defensores de los sospechosos de integrar una supuesta estructura criminal dedicada a la recepción de sobornos.

Los jueces suspendieron la audiencia y convocarán oportunamente la reinstalación para el anuncio oral de la sentencia. Antes, ellos fijarán una fecha para una audiencia reservada en la que se verificará el cumplimiento de los compromisos del acuerdo de cooperación firmado por la Fiscalía con Pamela Martínez, exasesora del expresidente Rafael Correa, y su exasistente Laura Terán.

Para ambas, la fiscal Diana Salazar pidió que los jueces impongan una pena reducida en un 90 % del máximo de la pena solicitada para los autores mediatos y directos del delito de cohecho, sancionado con entre tres y seis años de cárcel.

Durante su exposición, la fiscal pidió para Rafael Correa y 16 personas más el máximo de la pena con el aumento de un tercio de la misma. Entre ellos están su exvicepresidente Jorge Glas, sus cercanos colaboradores, un exasambleísta y empresarios. No acusó a Yamil Massuh porque dijo que solo cumplía órdenes de María de los Ángeles Duarte.

El procurador Íñigo Salvador explicó a los jueces cómo funcionaba la estructura delincuencial manejada por la cúpula del gobierno de Correa y pidió una reparación por 23’025.588,27 dólares más el monto de los contratos firmados con las empresas involucradas.

Los defensores, en cambio, desestimaron las acusaciones de la fiscal. Insistieron en que no se ha probado el delito de cohecho, cuestionaron la validez de la perito perfiladora criminal y pidieron a los jueces declarar maliciosa y temeraria a la acusación particular.

Diego Correa, defensor de María Duarte y William Phillips, dijo que no se puede forzar un caso, que puede existir la calidad de autoría pero no para todos, como acusó la fiscal Salazar. Insistió en que la exministra no firmaba contratos, solo delegaba entonces no entiende cómo es autora directa, cómo se hizo ese análisis.

Uno de los que siguió todos los días de audiencia, desde su arresto domiciliario en Guayaquil, es Alexis Mera. En su cuenta de Twitter ayer escribió: «Fiscal miente cuando afirma que yo declaré que sabía de las corruptelas de Pamela M. y no lo denuncié. Las corruptelas se descubrieron a lo largo de la investigación y es la Fiscalía la que no ha hecho nada, protegiéndola a cambio de mentir denunciando una estructura inexistente».

Otros que se pronunciaron por la misma red social, tras el pedido de la fiscal Salazar, son la exministra María de los Ángeles Duarte y Rafael Correa.

Duarte escribió: «Fiscal erró en su acusación.Tenía un claro caso de tráfico de influencias x parte P. Martínez y familia. Ahora trata de defender su teoría acusándome sabiendo que soy inocente, los contratos del MTOP fueron mediante licitación pública y firmados por otros».

Por su parte, Correa al referirse a la cooperación eficaz o delación premiada expresó: «Yo lo detecté como presidente. A alguien que lo meten preso, lo amenazan con 40 años de cárcel y le ofrecen rebajarle 90 % la pena, acusa hasta a su progenitora para salvarse. Me parecía un absurdo, pero juristas y legisladores nunca se interesaron en moderar esta figura». (i) Expreso

SUS COMENTARIOS SON IMPORTANTES

comentarios

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *