En Tungurahua y Cotopaxi, oficinas judiciales están vacías, faltan jueces y tienen filtraciones de agua

Actualidad.- Fachadas desproporcionadas, espacios desaprovechados, filtraciones de agua, escaso personal y oficinas ocupadas por otras entidades son evidentes en las unidades judiciales multicompetentes construidas en los cantones de Quero, Pelileo y Baños, en Tungurahua, y Pujilí, en Cotopaxi.

En las grandes construcciones subutilizadas de 3 y 4 plantas, edificadas en el 2011, ahora no solo laboran jueces y funcionarios judiciales, sino también funcionan las comisarías, jefaturas políticas y las defensorías públicas. Estas dependencias llegaron a través de convenios con el Consejo de las Judicatura.

La denuncia sobre la subutilización la presentó en septiembre pasado (2018), Marcelo Merlo, presidente del Consejo de la Judicatura transitorio, luego de los resultados de la evaluación que esta entidad realizó a una serie de edificios judiciales construidas desde el 2011 a escala nacional.

Según el informe presentado, las obras fueron sobredimensionadas y actualmente están subutilizados por el bajo número de personas que laboran en estas gigantes construcciones. Quero: nueve personas laboran en 2 702 metros  En Quero (Tungurahua) la infraestructura es una combinación entre hormigón armado y una estructura de hierro de 2 702 metros cuadrados (m2), repartido en cuatro plantas. Allí laboran nueve personas.

En el primer piso está la sala de espera. Hay tres pantallas LED en la que se indican las audiencias del día. También hay una ventanilla de información que tiene poco trabajo. En el ingreso no hay controles, ni guardias. A pesar que se ubicó el sistema para detectar metales estos no funcionan.

En la tercera planta laboran la Defensoría Pública, la Comisaría Nacional y la Jefatura Política, estas dos últimas recibe pocos usuarios. También cuenta con un ascensor y gradas de emergencias a la que solo tienen acceso los jueces que ocupan la cuarta planta. El edificio es uno de los más modernos de este cantón de Tungurahua.

En Baños hay oficinas en desuso 

A 30 kilómetros de Pelileo está Baños de Agua Santa. En esta urbe funciona la Unidad Multicompetente. Es un edificio moderno con fachada de vidrio. La construcción de dos plantas y abrió sus puertas hace tres años. Esta construcción tiene varias oficinas que no están en uso, pues según los funcionarios de la entidad hace cuatro meses uno de los tres jueces que laboraba en este cantón fue transferido a otra ciudad.

A la par dejaron de funcionar las áreas técnica, médica, psicológica y de trabajo social, que estuvieron a punto de entregárselas al Ministerio de Agricultura y Ganadería, pero por el espacio reducido decidieron no ocuparlas. En la primera planta de este complejo con grandes jardines y estacionamientos está el área de atención al público, pero tampoco funciona el equipo de detección de armas de fuego y tampoco hay guardias de seguridad.

En el segundo piso están ‪las dos salas para audiencia. En la pantalla LED se muestra cuatro audiencias en el día. Patricio Paredes es abogado y constantemente tramite varios casos dentro de la Unidad. Cuenta que el sistema judicial a pesar que cambio tiene problemas por la salida de uno de los jueces multicompetentes. “La situación es difícil, debido a que los dos jueces que están a cargo del despacho no se alcanzan y se demoran en los procesos”.

La sala de espera de la Unidad Multicompetente de Pelileo tiene 24 sillas para que los usuarios que realizan sus trámites en ‪las dos ventanillas habilitadas, pero apenas cuatro personas esperen atención, mientras que en la segunda planta de la edificación se cumplió una audiencia en una ‪de las tres salas. “La atención mejoró y hay más espacios”, dice Julio Acosta, jurista ambateño. (I) El Comercio

SUS COMENTARIOS SON IMPORTANTES

comentarios