Expectativa por la reforma económica

Los proyectos de reforma laboral y tributaria en los que el Ejecutivo trabaja desde hace seis meses llegarán a la Asamblea entre este lunes 30 de septiembre y el jueves 3 de octubre del 2019.

El domingo 29 de septiembre del 2019, estaba prevista una reunión del presidente Lenín Moreno con su Gabinete, en Guayaquil, para afinar los detalles del documento.

El Ejecutivo presentará las reformas en un escenario económico complicado, con un déficit fiscal elevado, alto endeudamiento público y deterioro del mercado laboral. Para este año se comprometió con el Fondo Monetario Internacional (FMI) bajar el déficit fiscal a USD 2 000 millones, aunque los gastos corrientes no han bajado en la magnitud prevista, lo cual complica ese objetivo.

Este mes Finanzas emitió nueva deuda a pesar de que, según el FMI, ya no se requeriría más deuda. El Gobierno debe recortar USD 200 millones en salarios en relación al 2018 como parte del acuerdo. Hasta el 29 de septiembre pasado se habían reducido en USD 102 millones.

Además, se esperaba la concesión de activos del Estado para obtener USD 1 000 millones de ingresos en el Presupuesto, pero eso no se ha conseguido. La mayor brecha fiscal le pone al Gobierno frente a la disyuntiva de aumentar impuestos, eliminar varias exenciones tributarias o reducir los subsidios.

El vicepresidente Otto Sonnenholzner aseguró en julio pasado que el IVA no aumentará. Gonzalo Paredes, docente de la Universidad Católica Santiago de Guayaquil, cree que en un escenario de desaceleración hay que bajar impuestos para impulsar el consumo.

En el plano laboral, el Gobierno dijo que presentará una reforma para modificar la distribución de la jornada laboral de 40 horas semanales, eliminar el recargo del 15% en contratos eventuales y crear un contrato especial para nuevos emprendimientos.

La aprobación de las medidas es incierta, pese a que en mayo se gestó una coalición entre AP, Creo e independientes para “generar condiciones de gobernabilidad” que permitan colaborar en encontrar soluciones de fondo a los problemas sociales y económicos.

También, en llevar a cabo reformas para controlar la deuda y el gasto público. Los bloques de Creo, el Partido Social Cristiano (PSC), Suma, el correísmo y legisladores independientes anticiparon que no darán sus votos para el incremento de impuestos. Estas bancadas controlan la mayoría de curules (72 de 137) en la Asamblea. El oficialismo y sus aliados cuentan con 39 legisladores.

El Legislativo tiene 30 días para procesar el proyecto económico-urgente, que también será analizado por el FMI. Mientras el Ejecutivo no presente estas propuestas, el equipo técnico del FMI no presentará al Directorio del organismo su segundo reporte sobre Ecuador y no se podría aprobar el tercer desembolso por USD 250,14 millones.

Estos recursos son claves para el último trimestre del año, cuando el Fisco necesita de mayor liquidez para pagar a proveedores, decimotercer sueldo, etc.

Daniel Mendoza, (AP) presidente de la Comisión de Régimen Económico: ‘No hay que temerle al debate’​Reconocemos que la situación económica de Ecuador es compleja y que se deben tomar medidas que respondan a esta situación. Hay una oportunidad para fortalecer la dolarización. No hay que temerle al debate. Un potencial incremento de algún tipo de tributo lo sabremos cuando ingrese el proyecto; sin embargo, me parece que es una oportunidad para crear escenarios alternativos, que permitan mejorar el sistema tributario. Si el proyecto llega a esta Comisión sesionaremos de manera permanente.

José Villavicencio, vicepresidente del Frente Unitario de Trabajadores (FUT): ‘Convocaremos a una huelga’ Es evidente que el Gobierno no está haciendo reformas laborales sino contrarreformas laborales. Es evidente que se quiere cambiar la modalidad de contrato y se quiere vulnerar la regla de los tres ochos, que es: ocho horas de trabajo, ocho de descanso y ocho de recreación y de estudio. Quiere establecer las 40 horas de lunes a sábado o domingo, sin el pago de horas extraordinarias. Hoy nos vamos a reunir para analizar y anunciar acciones como una huelga nacional para frenar estas políticas neoliberales.

Luis Pachala, coordinador del bloque de Creo: ‘Vamos por reducir los gastos’​Creo no votará por todo lo que signifique incremento de impuestos y afecte los bolsillos de los ecuatorianos. Alternativas: vamos por la reducción de gastos del Estado, venta de los medios de comunicación incautados, venta de los bienes improductivos del Estado, optimización del sistema de la administración pública. Una reforma laboral no debe significar la regresión de derechos sino crear más empleo de calidad y más seguridad, lo que daría lugar a más afiliados al seguro social, con lo cual se fortalece el sistema.

Patricio Alarcón, presidente del Comité Empresarial Ecuatoriano: ‘Gobierno debe bajar el gasto’ Incrementar el IVA o crear nuevos impuestos para plataformas digitales podría ser un error, ya que estamos pasando por una recesión y lo que debemos buscar es que se consuma más. Encarecer los productos a los ciudadanos no ayudará a sacar la economía adelante, pues el consumo puede estancarse. Si en la Asamblea no se aprueban las reformas el Gobierno tiene que buscar otra salida para bajar el déficit fiscal. Esta salida implicaría tomar decisiones en cuanto a bajar el gasto de una manera más agresiva. (I) El Comercio 

SUS COMENTARIOS SON IMPORTANTES

comentarios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *