Falleció Édison Cosíos, estudiante que quedó como vegetal luego de protesta en 2011

La Sociedad de Egresados del colegio Mejía 2019 – 2021, informó este martes en su cuenta de Facebook del fallecimiento de Édison Cosíos, exestudiante del Mejía, que fue impactado por una bomba lacrimógena en una protesta estudiantil durante el gobierno de Rafael Correa.

«Hoy, 16 de abril de 2019, a las 4:13 a.m. acaba de fallecer nuestro compañero Edison Cosíos. Esperamos que el profundo dolor que causa esta irreparable pérdida, sirva para que las autoridades respectivas hagan la justicia, que durante casi 8 años, para Édison y su familia no llegó. Paz en su tumba», indicó la publicación.

Aún no se conocen exactamente las causa del fallecimiento del joven que estaba por cumplir 25 años.

Cosíos permaneció en estado vegetativo desde septiembre del 2011, es decir, por siete años y siete meses. Su estado de salud fue siempre delicado pues varios órganos importantes mostraban afectaciones.

Su madre, Vilma Pineda, se encargaba del cuidado de su hijo en su vivienda, ubicada en la Argelia, sur de Quito.

Cosíos fue herido durante una manifestación estudiantil por una bomba lacrimógena disparada por el expolicía Patricio Hernán Salazar, quien en 2013 se entregó a la Policía Judicial de Pichincha.

Salazar, luego de un proceso judicial de dos años, fue declarado culpable de la lesión producida en Cosíos y se le sentenció a cinco años de cárcel. Pese a que también se le ordenó el pago de 100.000 dólares como indemnización para la familia, el ahora policía retirado se declaró insolvente y no pagó esa reparación.

Costear el cuidado del joven le representaba a la familia 2.000 dólares mensuales aproximadamente, dinero que se completaba entre el sueldo del padre de Cosíos y el bono Joaquín Gallegos Lara.

El presidente de la República Lenín Moreno, quien fue vicepresidente de Correa cuando se dio la manifestación en la que fue herido el joven, se refirió en su cuenta de Twitter al fallecimiento de Cosíos y dijo que fue «una víctima del abuso de poder».

Estudiantes del colegio Mejía y excompañeros de Cosíos se reunieron en esa institución para acompañar a la familia en el velorio. Se alistaba la banda de guerra de la institución para tocar en honor a la lucha por la vida que tuvo Cosíos.

Se conoce que el velorio del joven se daría en la Funeraria Campo Santo Santa Rosa, ubicada en la calles Ajaví y Huigra, al sur de Quito. (I)  El Universo

SUS COMENTARIOS SON IMPORTANTES

comentarios

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *