La pobreza agobia a grupos vulnerables

Malena (nombre protegido), se dedica al reciclaje desde que tiene uso de razón, ese siempre ha sido su sustento de vida. Sus padres le enseñaron dicha actividad, pues no conoce más del mundo laboral exterior.

Tras crecer, dice, se hizo experta para la ‘chamba’, tanto así que ya jovencita, conoció al que sería el padre de sus dos hijos. Estos últimos no estudian porque no cuentan con Internet, no tienen computadora, ni tampoco recursos económicos.

Malena nos narró que como toda persona de bajos recursos económicos, se la ‘suda’ para conseguir dinero y comprar alimentos. “Este negocio se dañó, antes era bueno, ahora ni para sobrevivir. La pandemia empeoró todo. A veces solo comen nuestros niños, mientras que nosotros la pasamos con una agua aromática”, contó con su rostro entristecido.

A la espera de ayuda

Al igual que ‘Malena’, en el sector Vivir con Dignidad, conocido popularmente como ‘Los Chamberitos’, ubicado en la parroquia San Cristóbal, en el cantón Quevedo (Los Ríos) existen historias parecidas. En este lugar conviven  más de 80 familias, quienes se dedican al reciclaje, pero en el basurero local.

La dirigente del sector, Rosa González, revela que alrededor de 15 niños no estudian este año, por falta de recursos. “Nos gustaría que alguna autoridad nos provean de Internet, y de pronto computadoras o ‘tablets’, para que puedan instruirse”, expresó.

El activista social, David Castillo, cuenta que desde hace varios años impulsa un proyecto para aquellas familias que viven en situación de pobreza. “Nuestra meta es sacar a los recicladores de los basurales y llevarlos a que reciclen de una manera digna. Es decir, hay que tecnificar y organizar el trabajo, a través de ministerios y gobiernos locales. Ellos podrían recoger los productos en los establecimientos educativos”, comentó Castillo.

Para el también psicólogo, la pandemia dejó en extrema pobreza a los chamberos, por lo que es urgente la ayuda de quienes ostentan el poder, porque “este grupo de personas se estaría actualmente muriendo de hambre”, lamentó.

A la espera de ayuda

Al igual que ‘Malena’, en el sector Vivir con Dignidad, conocido popularmente como ‘Los Chamberitos’, ubicado en la parroquia San Cristóbal, en el cantón Quevedo (Los Ríos) existen historias parecidas. En este lugar conviven  más de 80 familias, quienes se dedican al reciclaje, pero en el basurero local.

La dirigente del sector, Rosa González, revela que alrededor de 15 niños no estudian este año, por falta de recursos. “Nos gustaría que alguna autoridad nos provean de Internet, y de pronto computadoras o ‘tablets’, para que puedan instruirse”, expresó.

El activista social, David Castillo, cuenta que desde hace varios años impulsa un proyecto para aquellas familias que viven en situación de pobreza. “Nuestra meta es sacar a los recicladores de los basurales y llevarlos a que reciclen de una manera digna. Es decir, hay que tecnificar y organizar el trabajo, a través de ministerios y gobiernos locales. Ellos podrían recoger los productos en los establecimientos educativos”, comentó Castillo.

Para el también psicólogo, la pandemia dejó en extrema pobreza a los chamberos, por lo que es urgente la ayuda de quienes ostentan el poder, porque “este grupo de personas se estaría actualmente muriendo de hambre”, lamentó.

El presidente de la asociación de recicladores, Ángel Alzate, ratifica la postura del psicólogo e incluso detalla que cuando inició el confinamiento a causa del Covid-19, les tocó gastarse todo el capital que habían reunido para continuar con sus vidas. “En pandemia nadie nos compraba nada, pasamos encerrados, porque incluso teníamos miedo a enfermarnos”, relató.

Apoyo

La concejala y presidenta de la Comisión de Seguridad, Kerly García, informó que impulsa un proyecto para colocar Wifi en el sector de la Baldramina, además de conseguir implementos tecnológicos para los pequeños que han dejado de estudiar. “Vamos a hacer una campaña grande, también buscaremos ayuda para los padres es decir, que en las obras que se realizan, se incluya a los moradores de los sectores más pobres. Esto es una ordenanza y se debe de cumplir, hay que darle oportunidades a quienes han quedado más pobres que antes”, expresó García.

Según datos del INEC, en Los Ríos existen 613.969 personas que habitan en pobreza, es decir un 79,5%. (I) La Hora

SUS COMENTARIOS SON IMPORTANTES

comentarios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *