Profesionales del deporte se ven afectados por atrasos en sus pagos

Profesores y administradores de la Liga Deportiva Cantonal de Quevedo se han visto afectados por el retraso de sus sueldos de parte de la Secretaría del Deporte y por consiguiente el Ministerio de Finanzas.

Uno de ellos es Iván Solano, quien lleva 11 años trabajando como entrenador de tenis de mesa, comentó que la última vez que cobró su sueldo fue en marzo.

“Todo esto por autogestión porque la Secretaría del Deporte no ha enviado ningún sueldo desde enero”, agregó.

A más de sus gastos personales, Solano, contó, que tiene a sus padres por los cuales debe velar en la alimentación y servicios básicos.

“Nos hemos mantenido gracias a que he hecho trabajos internos como pintando casas, trabajos en la computadora y algunos ahorros que tengo como profesor de la Liga”, manifestó.

Por otro lado se encuentra Omar Gonzáles, técnico de judo. El profesional contó que ha recibido los pagos en pequeñas cuotas y por el momento le adeudan tres meses.

“Incluso antes de la pandemia nos pagaron hasta el mes de febrero, en sí, la Secretaría nos debe seis meses, pero la Liga ha estado depositando nuestros salarios por autogestión”, resaltó.

Particularmente, Gonzáles y su familia tuvieron que afrontar el coronavirus en casa, situación que se volvió crítica por los sueldos impagos.

“Fue un poco complicado, tenemos un hermano que nos ha venido ayudando, pero no es lo mismo porque él tiene su propia familia y tiene que hacerse responsable de ella”, indicó.

Ha conversado con los que están al frente de la Liga, pero refirió que pasan la misma situación y muchos hasta peor. “En otros lugares ni siquiera se han reembolsado los primeros sueldos y están seis meses sin cobrar, y hay personas que dependen únicamente de esta entidad”, recordó.

Respuesta de la Liga

La presidenta de Liga Cantonal, Diana Villavicencio, confirmó lo que dicen los entrenadores. De parte del Estado no se ha recibido ninguna asignación, la liga deportiva ha tenido que pagar los sueldos por autogestión, es decir, “del dinero de los arrendatarios y lo que se tenía como contingencia de otras actividades”.

“Mandamos oficios a la Coordinación y Secretaría, según ellos, ya todo está subido al Ministerio de Finanzas, es el Ministerio que no hace la transferencia a la institución”, manifestó.

En total son 18 empleados, unos pagados por el Estado y otros por la Liga. Villavicencio informó que las actividades de la institución no se han paralizado, los entrenadores siguen dando clases a través de las plataformas virtuales.

“Ha sido un esfuerzo mayor para los técnicos adaptarse y hay niños que no tienen ni un teléfono porque son de bajos recursos, incluso, el profesor de karate en su moto cumpliendo con las medidas de bioseguridad ha ido a dejar las planificaciones a los hogares de los estudiantes”, indicó. (i) La Hora

SUS COMENTARIOS SON IMPORTANTES

comentarios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *