Confinamientos no dieron los resultados esperados en Quito

El estado de excepción que empezó el 23 de abril y terminó ayer (jueves 20 de mayo del 2021) no fue suficiente para frenar las incivilidades y lograr una disminución importante de los contagios en Quito.

Para las secretarías de Seguridad y de Salud del Cabildo, los confinamientos no tuvieron los resultados esperados. Pese a la restricción de movilidad hubo bebedores fiestas.

César Díaz, secretario de Seguridad, indicó que de los operativos que realizó esa entidad, durante los cuatro fines de semana de toque de queda, el más complicado fue el último. Díaz indicó que entre el 7 y 9 de mayo hubo 47 fiestas clandestinas; mientras que del 14 al 16 de mayo se registraron 68.

Si se hace la misma comparación, pero tomando en cuenta a los bebedores, la cifra pasa de 355 a 624, lo que evidencia que si bien en un inicio las personas acataron las medidas, con el paso de los días se relajaron.

Las alertas reportadas por el ECU-911 muestran que las atenciones por bebedores fue el mayor problema.

Durante el último fin de semana se produjeron 428 aglomeraciones. Según Díaz, estuvo relacionado con la vacunación, donde no solo se amon­tonaron pacientes sino vendedores informales.

La Intendencia de Pichincha también hizo su parte en los controles. La intendenta Daniela Valarezo dijo que si bien la mayoría de quiteños cumplió con las restricciones, la violación al toque de queda fue la falta más recurrente. En el último mes, 90 personas fueron aprehendidas. La entidad decomisó 1 639 litros de licor sin registro sanitario, clausuró 53 establecimientos y terminó 105 reuniones clandestinas.

En lo epidemiológico, según la secretaria de Salud, Ximena Abarca, el resultado no fue el esperado. Los casos siguen ­aumentando, aunque con ­menor velocidad. En la última se­mana se registraron 3 973 nuevos casos y en la semana anterior (entre el 3 y 9 de mayo), hubo 4 786; es decir, apenas 813 positivos menos.

Analizando las cifras del Ministerio de Salud, se evidencia que desde el pasado 23 de abril, que entró en vigencia el estado de excepción, hasta este 19 de mayo se registraron 17 476 casos nuevos en Quito. Esto significa que, en promedio, al día se ha diagnosticado la infección a 647 personas.

Al comparar las cifras de contagios antes del inicio del estado de excepción, del 27 de marzo al 22 de abril, los datos oficiales muestran 13 970 casos nuevos. Es decir, 517 infectados al día, en promedio.
En consecuencia, los casos nuevos entre ambos períodos-antes y durante el estado de excepción- aumentaron en un 25%, por lo que todavía se requiere que las medidas restrictivas se mantengan.

Hay que considerar que el número de infectados reportados depende directamente de la cantidad de testeos que se realizan en la ciudad.

En el caso de Quito, hay que recordar que el 5 de mayo pasado, la Secretaría de Salud dejó de atender con las brigadas móviles y los puntos de triaje en la urbe, en donde se recolectaban las muestras. Sin embargo, la entidad informó que ayer se retomó la atención.

Otro de los datos que destacó Abarca es que hubo una leve disminución en la lista de espera para cuidados intensivos. Esta semana hay 125 personas, la anterior hubo 160.

Díaz advirtió que este fin de semana aumentarán los controles en la ciudad porque se prevé un aumento en las actividades luego de haber pasado un mes de confinamiento. (I) El Comercio

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *