«Yo no he sido vacunado, aquí no hay privilegios»

El presidente Guillermo Lasso aseguró que hasta la fecha no se ha vacunado contra el covid-19 y que esperará a que sea su turno. El Mandatario sentenció que en su gobierno no habrá privilegios para nadie.

El Jefe de Estado se refirió la mañana de este lunes 31 de mayo de 2021 al Plan de Vacunación 9/100 que lidera el Ministerio de Salud y coordina el vicepresidente Alfredo Borrero. Durante su intervención señaló que no tolerará la corrupción en el sistema pública de salud, así como en el proceso de inoculación masiva.

“Este es un proceso abierto para todos los ciudadanos, aquí nadie tiene privilegios”, acotó. El Mandatario, de 65 años, dijo que primero deben vacunarse adultos mayores y personas de grupos vulnerables. “Luego que nos toque cuando nos corresponda por edad”, agregó.

Solicitud de nuevas vacunas

Pese a que el Ecuador suscribió desde principios de este 2020 acuerdos con farmacéuticas internacionales la adquisición de vacunas contra el covid-19, la llegada del antídoto no siempre ha sido en los tiempos previstos.

El presidente Lasso fue enfático al solicitarle a las Naciones Unidas que aceleren el proceso de envío de las vacunas, como parte de la iniciativa Covax. “Va un poco lento”, manifestó.

El Jefe de Estado le pidió al representante de las Naciones Unidas en Ecuador que se sensibilicen y tomen en cuenta la logística planificada para inocular a la población, pero faltan las vacunas.

Respecto a la negociación con otras farmacéuticas, el Presidente dijo que desde el 12 de abril inició la negociación diplomática para la importación de dosis. A su homólogo de Rusia, Vladimir Putin, le pidió 18 millones de la Sputnik V; mientras que se negocia con China para recibir Cansino, de una sola dosis.

“Donen vacunas, ustedes lo pueden hacer, ustedes también tienen una obligación moral con el pueblo ecuatoriano”, dijo el presidente Lasso a la empresa privada del Ecuador, de quienes espera contribuyan en el proceso de inoculación.

Además, durante el evento pidió un minuto de silencio para rendir tributo espiritual a las víctimas del covid-19. Su hermano mayor, Enrique, y su cuñado, Arturo Carrión, fallecieron en los últimos meses a causa del coronavirus. (I) El Telégrafo

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *